En el 2014 un estudiante de 14 años, Suvir Mirchandani, que cursaba el 6º grado la primaria de Dorseyville Middle School en Pittsburgh, que, estaba interesado en la aplicación de la informática para promover la sustentabilidad ambiental; realizó un  trabajo para un proyecto de ciencias en el que quería averiguar si había una mejor forma de reducir el desperdicio de papel y tinta, para que su escuela pudiera tener un ahorro.

La reducción del uso del papel mediante el reciclaje y la impresión a doble cara ya se habían mencionado como una forma de ahorrar dinero y conservar recursos, pero no se prestó atención al consumo de tinta.

 

Suvir, primero analizó las letras que son mayormente utilizadas en inglés, de este estudio surgió que la e, a, o, t y la r, son los caracteres mayormente utilizados.

En paralelo, comparó el diseño de estos cinco caracteres en las tipografías que mayormente utilizamos como: Comic Sans, Century Gothic, Garamond y Times New Roman, utilizando una herramienta comercial que se llama APFill® Ink Coverage Software.

Luego amplió las letras, las imprimió y las recortó en papel de cartulina para pesarlas y verificar sus hallazgos. Hizo tres pruebas para cada letra, representando gráficamente el uso de tinta para cada fuente.

A partir de este análisis, Suvir descubrió que al usar la fuente Garamond con sus trazos más delgados, su distrito escolar podría reducir su consumo de tinta en un 24% y, a su vez, ahorrar hasta $ 21,000 dólares al año.

 

Animado por su profesor de ciencias, Suvir buscó publicar sus hallazgos y se encontró con el Journal for Emerging Investigators (JEI), una publicación fundada por un grupo de estudiantes de posgrado de Harvard en 2011, que proporciona un foro para el trabajo de estudiantes de secundaria y preparatoria. Tiene los mismos estándares que las revistas académicas, y cada presentación es revisada por estudiantes de posgrado y académicos.

 

Sarah Fankhauser, una de las fundadoras del JEI, dijo que de las 200 presentaciones que había recibido desde el 2011, el proyecto de Suvir era realmente destacado, claro, simple y bien pensado.

Los integrantes del JEI se preguntaron ¿Cuánto potencial de ahorro habría realmente? por lo que el JEI desafió a Suvir  para aplicar su proyecto en una escala mayor: El gobierno federal encabezado por Barack Obama, con un gasto de impresión anual de $ 1.8 mil millones, lo cual era una tarea mayormente desafiante que su proyecto de ciencias de la escuela.

Utilizando el costo anual estimado de tinta de la Administración de Servicios Generales  de $ 467 millones de dólares. Suvir concluyó que si el gobierno federal utilizaba exclusivamente en sus impresiones, la fuente Garamond, podría ahorrar casi un 30%, o $ 136 millones de dólares por año.  Y también añadió que si los gobiernos estatales también se unieran, el ahorro podría ser de $ 234 millones de dólares adicionales anualmente.

Gary Somerset, gerente de medios y relaciones públicas en la Oficina de Imprenta del Gobierno de Estados Unidos (GPO) por sus siglas en inglés, describió el trabajo de Suvir como “notable”. Pero no se comprometió a que el GPO introduciría cambios en el tipo de letra de sus impresiones. Los esfuerzos del GPO para volverse más sustentable desde el punto de vista ambiental, se centraron en trasladar el contenido a la web.

Una iniciativa federal que se enfoca en minimizar el uso de tinta “Printwise”. Implementada por la Administración de Servicios Generales, enseña a las oficinas gubernamentales cómo configurar en sus computadoras por defecto a Times New Roman, Garamond y Century Gothic, para minimizar los desperdicios de tinta y tóner en la impresión. Según el secretario de prensa de GSA, Dan Cruz, se esperaba que ese tipo de iniciativa puediera finalmente ahorrar al gobierno federal hasta $ 30 millones de dólares anuales.

Suvir apreció los esfuerzos del gobierno, pero consideró que su proyecto era un medio para lograr un impacto aún mayor en todo el país.

 

Las impresoras de inyección de tinta, son las que la mayoría de los consumidores tienen en casa. El precio de la tinta es más elevado con respecto al tóner, que cuesta la mitad.

 

Un truco que la mayoría de las personas desconoce, para ahorrar tinta y tóner, es utilizar las fuentes económicas, que son diversos tipos de letra diseñadas específicamente para ahorrar tinta y tóner al imprimir. Este ahorro se debe a la generación de los caracteres con un trazo fino. Para los consumidores que imprimen en casa, aplicando el cambio de fuente en sus impresiones, pueden obtener un ahorro considerable. Cambie la fuente y Ahorre Dinero.

 

La fuente Ecofont  tiene diminutos espacios en blanco dentro de su grafía que no es perceptible al ojo humano y que te permiten ahorrar tinta, este tipo de letra es bastante útil cuando nos dedicamos a imprimir grandes cantidades de textos.

Generalmente la fuente Ecofont no viene precargada y la puedes descargar directamente de Internet y copiarla a tu directorio de fuentes que se encuentra dentro de (Windows Fonts), estando ahí, damos doble clic o pulsamos el botón instalar, dependiendo de la versión de Windows que tengas.

Otras fuentes que te permiten ahorrar tinta, aunque no tanto como la Ecofont son: Calibri, Garamond y Times New Roman.

Algunas de las fuentes que consumen mayor cantidad de tinta y tóner son: Comic Sans, Cooper Black e Impact.

About Toner-Reto

No Comments

Be the first to start a conversation

Leave a Reply

  • (will not be published)